La oración de nuestro señor en el huerto de getsemaní

La oración de Jesús en Getsemaní muestra su confianza en Dios y su disposición a hacer su voluntad, incluso si eso significa la muerte. Se recomienda leerla varias veces para comprender su significado y reflexionar sobre su mensaje.


La oración de nuestro señor en el huerto de Getsemaní es un momento crucial en la vida de Jesús. En esta oración, Jesús se prepara para su crucifixión y se entrega a la voluntad de Dios. La oración está llena de simbolismo y nos enseña sobre la importancia de la fe y la confianza en Dios.


En el huerto de Getsemaní, Jesús se arrodilló y oró: «Padre, si es posible, que pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú quieras». Jesús estaba pidiendo a Dios que le permitiera evitar la crucifixión, pero también estaba aceptando la voluntad de Dios.



Jesús continuó orando: «Padre, si esta copa no puede pasar sin que yo la beba, hágase tu voluntad». Esta oración muestra la confianza de Jesús en Dios y su disposición a hacer lo que sea necesario para cumplir su voluntad.


Finalmente, Jesús oró: «Levantaos, vámonos; mira, se acerca el que me entrega». Esta oración muestra la determinación de Jesús de enfrentar su destino y cumplir la voluntad de Dios, incluso si eso significa la muerte.


La oración de nuestro señor en el huerto de Getsemaní debe ser leída con reverencia y respeto. Se recomienda leerla varias veces para comprender su significado y reflexionar sobre su mensaje. No es necesario leerla junto con otras prácticas, pero puede ser útil para aquellos que buscan fortalecer su fe y confianza en Dios.


Autor:
Jose Sanz