Oración a las llagas de cristo por los hijos

Oración a las llagas de Cristo por los hijos: plegaria para pedir protección divina y encomendar a los hijos a Dios. Se recomienda rezar diariamente con fe y confianza en la intercesión de la Virgen María y San José.


La oración a las llagas de Cristo por los hijos es una plegaria que busca la protección divina para los hijos. En ella se invoca la intercesión de las santas llagas de Cristo, así como la de la Virgen María y San José. Esta oración es especialmente útil para aquellos padres que desean encomendar a sus hijos a Dios y pedir por su bienestar físico y espiritual.


Oh Jesús, por las santas llagas que recibiste en tus manos, pies y costado, te pido que protejas a mis hijos de todo mal. Que tu sangre preciosa los cubra y los libre de todo peligro. Que tus llagas sean para ellos un escudo contra las tentaciones del mundo y un refugio en los momentos de dolor.



Virgen María, por las lágrimas que derramaste al pie de la cruz, te pido que intercedas por mis hijos. Que tu amor maternal los acompañe siempre y los guíe por el camino de la virtud. Que tu ejemplo de fidelidad y entrega a Dios les inspire a seguir tus pasos y a amar a Jesús con todo su corazón.


San José, por el dolor que sentiste al ver a tu Hijo crucificado, te pido que protejas a mis hijos en su camino por la vida. Que tu ejemplo de humildad y trabajo les enseñe a ser buenos cristianos y ciudadanos responsables. Que tu intercesión ante el Padre les obtenga las gracias necesarias para cumplir su misión en el mundo.


La oración a las llagas de Cristo por los hijos debe ser rezada con fe y confianza en la protección divina. Se recomienda hacerla diariamente, especialmente antes de dormir. También se puede acompañar con la lectura de la Biblia y la asistencia a la Santa Misa.


Autor:
Jose Sanz