Oración de la queimada

La oración de la queimada es una práctica tradicional gallega que se realiza para protegerse de los malos espíritus y atraer la buena suerte. Se recomienda leerla tres veces en grupo mientras se prepara la bebida de la queimada.


La oración de la queimada es una práctica tradicional gallega que se realiza para protegerse de los malos espíritus y atraer la buena suerte. Esta oración se acompaña de una bebida llamada queimada, que se prepara con aguardiente, azúcar y hierbas aromáticas. La oración se realiza en grupo y se cree que su poder aumenta si se realiza en una noche de luna llena o en una noche de San Juan.


Oh, poderoso fuego, queimada mágica, protectora de los espíritus, te invocamos para que nos protejas de todo mal. Que tu llama purifique nuestro cuerpo y nuestra alma, y nos conceda la fuerza necesaria para enfrentar los desafíos de la vida.



Oh, espíritus del aire, de la tierra, del agua y del fuego, os pedimos que nos acompañéis en esta noche mágica. Que vuestra presencia nos llene de energía y sabiduría, y nos guíe en nuestro camino hacia la felicidad y la prosperidad.


Oh, dioses y diosas de la antigua Galicia, os pedimos que nos bendigáis con vuestra gracia y protección. Que vuestra sabiduría ancestral nos guíe en nuestro camino, y que vuestra fuerza nos proteja de todo mal. Que así sea.


La oración de la queimada debe ser leída en voz alta por un grupo de personas mientras se prepara la bebida de la queimada. Se recomienda leerla tres veces, y acompañarla con música y danzas tradicionales. Esta práctica es una forma de conectar con las raíces culturales de Galicia y de celebrar la vida.


Autor:
Jose Sanz