Quiero la oración de san alejo

La oración de San Alejo es una plegaria para protegerse de las malas influencias y encontrar la paz interior. Debe ser leída con fe y humildad al menos una vez al día.


La oración de San Alejo es una plegaria popular en la que se pide la protección contra las malas influencias y las personas que nos quieren dañar. San Alejo es considerado el patrono de los que buscan alejarse de los peligros y las tentaciones. En esta oración se mencionan temas como la fe, la protección divina y la humildad.


San Alejo, tú que renunciaste a todo lo que tenías para seguir a Cristo, te pido que me protejas de las malas influencias y las personas que quieren dañarme. Haz que mi corazón esté lleno de fe y humildad para que pueda seguir tus enseñanzas y alejarme de los peligros.



Protégeme de los enemigos invisibles que quieren hacerme daño y de aquellos que me envidian. Ayúdame a mantener mi mente y mi corazón en paz para que pueda enfrentar cualquier situación con valentía y sabiduría.


San Alejo, te pido que me guíes en el camino de la vida y me ayudes a encontrar la felicidad y la paz interior. Que tu protección divina me acompañe siempre y que pueda seguir tus enseñanzas para alejarme de los peligros y las tentaciones.


La oración de San Alejo debe ser leída con fe y humildad, al menos una vez al día. Puede ser complementada con otras prácticas religiosas como la lectura de la Biblia o la meditación. Esta oración es una herramienta poderosa para protegerse de las malas influencias y encontrar la paz interior.


Autor:
Jose Sanz