La oración y agonía en el huerto de los olivos

La oración y agonía en el huerto de los olivos muestra la humildad, entrega, confianza y fe de Jesús en la voluntad de Dios. Se recomienda leerla con humildad y confianza, y acompañarla con otras prácticas como la meditación y el ayuno.


La oración y agonía en el huerto de los olivos es un momento clave en la vida de Jesús, donde se muestra su humanidad y su entrega a la voluntad de Dios. En esta oración se pueden identificar temas como la humildad, la entrega, la confianza y la fe.


En el huerto de los olivos, Jesús se postró en tierra y oró diciendo: «Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú quieras». Con estas palabras, Jesús muestra su humildad y su entrega a la voluntad de Dios.



En su agonía, Jesús pide a sus discípulos que oren para no caer en tentación. En este momento, Jesús muestra su confianza en Dios y su preocupación por sus seguidores. «Velad y orad para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil».


Finalmente, Jesús vuelve a orar diciendo: «Padre mío, si no puede pasar de mí esta copa sin que yo la beba, hágase tu voluntad». En esta última oración, Jesús muestra su fe y su entrega total a la voluntad de Dios.


La oración y agonía en el huerto de los olivos es un momento de profunda reflexión y entrega a Dios. Se recomienda leerla con humildad y confianza en la voluntad de Dios, y se puede acompañar con otras prácticas como la meditación y el ayuno.


Autor:
Jose Sanz